lunes, 21 de noviembre de 2016

Obras de Chiqui (José Luis) de la Fuente. Compilaciones de EAGZA


Chiqui (José Luis) de la Fuente González 
nació en Santander en el año 1933 y a las pocas semanas se traslada a la ciudad de Gijón, donde pasa su primera infancia, hasta la edad de 15 años que se embarca rumbo a Argentina junto con su hermano Ramón de la Fuente (1931-1984), también dibujante al igual que su hermano mayor Víctor de la Fuente (1927-2010). Allí realizó toda clase de trabajos y comenzó a dibujar como aficionado para la revista Cocodrilo. En el año 1958 ya han retornado a España y él comienza a trabajar como portadista de las aventuras de El Hombre Enmascarado (The Phantom) y Flash Gordon para la editorial Dólar.



En esta primera época, en estos trabajos mencionados y algunas otras colaboraciones profesionales, realizará sus dibujos en un estilo serio, muy pulcro, además de realista. Será a partir de la mitad de la década de los sesenta cuando se irá trasladando al estilo de dibujo de humor, y con guiones de Fernando Asián (1951- ) realizará Veneno y su sombra para la revista Piñón, además de Súper 3 para Selecciones Ilustradas, Pampa y las adaptaciones de Asián de 3 historias de las Mil y una Noche: Aladino, Simbad y Ali Baba.


A partir del año 1971 comienzan, él y Fernando Asián como guionista, a realizar trabajos para la nueva revista de comic, Trinca. Allí desarrollará las series de Héctor, adalid de los Almogávares, y Oliver, joven aventurero en escenarios y aventuras más actuales. Para Gaceta Junior, de Barcelona, realizará las series de Genicabra y Gag, y para la revista El Cuco, suplemento del diario Pueblo de Madrid, realizará las historietas de Abracadabra, Marzy y Foot Ball. Pero Su primer gran éxito será la publicación en el año 1975 de la adaptación de las Aventuras del Barón de la Castaña, o más conocido como Las Aventuras del barón de Munchausen, de la que también realizó un cortometraje de animación. Y esta aventura fue la antesala para la adaptación al tebeo de otras muchas obras literarias universales. En el año 1976 funda la editorial JF Ediciones que se encargará de publicar fascículos eróticos en la colección Muerde. En sus últimos años se distanció de la realización de historietas para dedicar su tiempo a la edición y promoción internacional de todo su material. Chiqui de la Fuente es uno de nuestros ilustradores nacionales que ha sido traducido a casi todos los idiomas de Europa y aun de otros continentes. En 1990 recibió el Premio Haxtur en el Salón del Cómic de Gijón. José Luis de la Fuente murió en Madrid el 16 de junio de 1992.


Varias generaciones de chicos españoles aprendieron a leer y a querer la literatura en sus primeros tebeos. Pues bien, si hay un autor que se pude destacar sobremanera por su enorme contribución de acercar los clásicos de la literatura a todos esos incipientes lectores infantiles y juveniles, ese es sin duda Chiqui de la Fuente. Sus adaptaciones de obras literarias publicadas a lo largo de su carrera y en diversas editoriales son asombrosas por hermosas, extensas y variadas. Desde los clásicos de Oriente, de Las mil y una noches, como Aladino, Ali Baba, Simbad, hasta toda esa literatura europea y americana de aventuras que tanto nos impresionó y llenó nuestras insaciables primeras ensoñaciones: El Quijote, Pinocho, El Barón de la Castaña, Tom Sawyer, Pulgarcito, Oliver Twist, Guillermo Tell , Principe y mendigo, y un largo etcétera.

 

Su depurado estilo gráfico estaba compuesto por una agradable mezcla de dibujo humorístico realista, de perfección de formas y graciosas caricaturas, de sugerentes composiciones, de un trazo de pluma ágil y preciso, y de un ritmo gráfico de estupendas viñetas desiguales que conseguían enganchar y llevarnos en volandas por toda la narración hasta sus magníficos desenlaces. Siempre acompañado de muy buenos guionistas como el mencionado Fernando Asián (1951- ), José Luis Martín o el también sorprendente guionista chileno Carlos Alberto Cornejo (1945-2003), conseguía ofrecernos unos álbumes ilustrados muy gratos y de enorme calidad que, como ya hemos apuntado, fueron traducidos a un gran número de lenguas.
 En suma, el resultado de su estupendo trabajo era sobre todo una magnífica labor de aproximación e iniciación a la literatura infantil y juvenil a través de sus aventuras ilustradas que llegaban muy bien y de forma directa al universo imaginativo de los niños. Los suyos, en mi opinión, eran siempre tebeos de un claro perfil divulgativo, que a la vez que distraían conseguían formar y enriquecer a los jóvenes lectores.
Fuente: Scriptoriumav (duendejj)

Ofrecemos LAS CINCO OBRAS correspondientes a las siguientes portadas: 







4 comentarios:

  1. Muchas gracias. Extraordinario trabajo

    ResponderEliminar
  2. Gracias Emilio ! no conocía Pampa ni Oliver..ni hablar del Barón de la Castaña !Ojala podamos completar los números que faltan
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alguien los tendrá, digo yo... y cualquier día se compra un escaner y...

      Eliminar
  3. ¡Fantabuloso!
    Gracias y gracias y gracias.

    ResponderEliminar

PÁGINAS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...