domingo, 19 de marzo de 2017

Obras de Aldomá Puig - EAGZA

 
 Arturo Aldomá Puig
nace en Reus provincia de Tarragona en 1935. De formación autodidacta, se interesa por diversas y variadas formas plásticas, a partir de 1949 toma clases en distintas academias de Barcelona y Bruges. En su Reus natal fue campeón de atletismo y fanático del cómic.

En 1956 comienza a trabajar para la agencia de Josep Toutain, Selecciones Ilustradas (S.I.). Lonely Rock es el primer personaje que realiza para S.I., se trata de un western tradicional que, si bien no alcanza un éxito de público, sirve para que los editores británicos se fijen en el artista y lo empleen en sus inagotables publicaciones de temas bélicos War Picture, Air Ace, Commando, etc.

 

















Aldomá permanece en el mercado británico del cómic casi durante diez años. Algunas de sus historias se publicaron en España “de rebote” en publicaciones de la Editorial Ferma, pero siempre sin firma ni reconocimiento personal alguno. 

A diferencia de otros artistas de Selecciones Ilustradas, Aldomà no publicó muchas historietas en Estados Unidos cuando a principio de los 70 la agencia comenzó a proporcionar artistas para la editorial Warren. De este período sólo dibujó un par de historias para la revista Eerie de dicha editorial en 1973 y aparentemente no se adaptó bien al estilo de terror; según Jon B. Cooke y David A. Roach en The Warren Companion, un libro sobre la historia de la editorial:
“...durante los años 60 Aldomà Puig había sido uno de los mejores artistas de War Pictures Library de la Fleetway, pero sus historias en Eerie eran casi irreconocibles. Su estilo había mostrado una maestría en la composición en blanco y negro unida a una decidida destreza. Hacia el 73 sin embargo, se había decantado hacia una mal aconsejada dirección humorística sacrificando su realismo por una aproximación casi caricaturesca”.

En Paris se le ofrecen mejores oportunidades para realizar un cómic creativo. Lo cierto es que Arturo Aldomá se realiza, como dibujante de cómic, colaborando con las editoriales francesas Dupuis y Vaillant. 

En la revista Spirou, desde 1970 hasta 1973, publica la serie “Brice Bolt” con guiones de Jean-Michel Charlier, recopiladas en dos álbumes titulados: “L’archipel de l’épouvante” y “L’empire de Satan”. Destaca su serie “Los Comandos de la Naturaleza”, también en Spirou en 1970, y “Oujourou”, en la revista Pif en 1971, realizadas ambas conjuntamente con Victor Mora. De esta etapa tiene obras publicadas en Francia, Bélgica, Gran Bretaña, E.E.U.U., Holanda, España, etc. En España crea Artur Robinson para la editorial Pala. 

Muy pocas obras se han publicado de él en España. En el volumen Recordando a Aldomá Puig podéis ver algunas:

“La decapitada”, con guión de John Jacobson, publicada en Rufus, número 4 y en Creepy, número 67.  

“Lord's Wrath”, con guión de John Jacobson, publicada en Rufus, número 11; en Creepy, número 11 y en Creepy Nueva Época, número 15, con diferentes traducciones.

Bruguera rescató la serie “Los comandos de la naturaleza”, que fue publicada en Lily, Especial Esther, número 11, en 1980.

Y como punto final, en la revista de la editorial Nueva Frontera, Bumerang, número 5, aparecida en 1979, se publicó la historieta titulada “Number One”, con guión de Víctor Mora, originaria de la francesa Pilote de Dargaud.


Debido a la fuga de talentos que se dió en el cómic español a principios de los 50 y que todavía perdura, Aldomá ha sido muy poco conocido aquí como dibujante de historietas. Y es una pena porque pocos han sabido como él dotar a sus viñetas de un movimiento, un vigor y una gracia compositiva que le acreditan como un profesional de primera clase.

En la actualidad es un artista reconocido sobre todo como escultor, habiendo realizado unas 300 esculturas. Ha realizado unas 60 exposiciones en varios países y numerosas esculturas suyas se hayan expuestas en espacios públicos, sobre todo en Cataluña.

Su estilo habitual es figurativo, de un naturalismo poético. En su página web afirma:
“Actualmente, en el mundo del arte, existen buenos creadores originales, pero en general, domina la tendencia de buscar ante todo la excentricidad, el ser diferente, la investigación. Y no es que esto sea malo, si existe un criterio exigente. Sin embargo , pensamos que ser “original“ no tendría que ser el fin de la creación artística. No tiene que ser el objetivo. No hay que pretender ser diferente, ni tampoco copiar o seguir la moda. El creador ha de ser, sobre todo sincero consigo mismo y lo más libre posible, basándose en una búsqueda de la verdad y una interpretación personal de la belleza. Ya nos lo dijo Gaudí: “la originalidad viene del origen”. Si un creador es original, si es un buen artista, si es un genio, o si es un mediocre, esto se verá más tarde, con el grado de emoción que despierte su obra”.

Fuentes: El rincón de Taula,  Wikipedia y web del autor.

3 comentarios:

  1. Hay trabajos de Aldomá en revistas argentinas de los años sesenta, posiblemente material comprado a Inglaterra. No era el único por supuesto, ya que estaban los que pertenecían a Estudio Art. Saludos (desde Top Comics)

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Emilio por estas recopilaciones. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. me gustaría saber los números de "Hazañas del Oeste" de Toray donde hay dibujos de Aldomá

    ResponderEliminar

PÁGINAS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...