domingo, 22 de enero de 2017

Mark Trail - E. Dodd - T. Ellis - J. Elrod - EAGZA


Mark Trail, el defensor del Medio Ambiente que se anticipó a Greenpace
El 5 de Junio se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente, establecido por la Asamblea General de Naciones Unidas con el propósito de sensibilizar a la opinión mundial en relación a temas ambientales, motivar a las personas para que se conviertan en agentes activos del desarrollo sustentable y equitativo y promover el papel fundamental de las comunidades en el cambio de actitud hacia temas ambientales.
  

El hecho de que tal celebración haya sido instituida en 1972 resalta aún más el carácter pionero de la historieta que queremos recordar: Mark Trail, la creación de Ed Dodd (Edward Benton Dodd) que comenzó a publicarse en abril de 1946 en The New Yorker y otros 45 diarios norteamericanos y cuyo propósito, además de entretener al lector con aventuras diversas, era interesarlo en el conocimiento de la Naturaleza y su preservación. En la Argentina la historieta fue publicada durante los años cincuenta en la revista El Gorrión con el nombre castellanizado de Marcos Trail, título que pudo ser también Marcos Camino o Marcos Huella, ya que ambos son algunos de los significados de la palabra inglesa trail.
 
Siempre acompañado por Andy, su fiel San Bernardo, Mark Trail vivirá numerosas aventuras en las cuales se enfrenta con especuladores de tierras, cazadores furtivos y leñadores clandestinos, lucha contra algún temible oso “grizzly” o combate incendios forestales, todo ello mientras trabaja para una revista dedicada a la vida silvestre. Ese cúmulo de actividades explica tal vez que el noviazgo entre Mark y Cherry Davis se haya prolongado por espacio de…47 años, hasta que finalmente en 1993 pudieron llegar al altar.

Según una nota publicada en la revista Dibujantes en 1959 Mark Trail “es una historieta que a pesar e estar hecha para entretener al público lector, se menciona en las aulas escolares y en diversos boletines de campamentos juveniles. Mark y su perro Andy junto con otros compañeros, corren distintas aventuras que apasionan y divierten, pero paralelamente a la trama Dodd intercala siempre lecciones de amor a la naturaleza, enseña ciencias biológicas, instruye acerca de los distintos conocimientos del arte de acampar e imparte sabiduría referente a la conservación de las fuentes vitales de la fertilidad. Pero no se piense que hay alegatos ni sermones en tales enseñanzas, por lo contrario, los conocimientos surgen del mismo argumento y la fuerza de las situaciones deja siempre una enseñanza”.

Si bien Mark Trail está basada en en alguna medida en la vida y la trayectoria de Charles N. Elliott, guardia forestal y editor de la revista Outdoor Life, también refleja gran parte de la trayectoria del creador de la serie, Ed Dodd, nacido en 1904 en el Estado de Georgia y que tras cursar estudio de Arquitectura se volcó luego a la ilustración artística. Su amor por la naturaleza lo llevó a desempeñar oficios tales como guardabosques y guía de turismo, dirigir un establecimiento rural, desempeñarse durante doce años como instructor en la agrupación Boy Scouts de América y enseñar materias relativas al estudio de los bosques y la naturaleza en la Academia Militar Cornwall de Nueva York.
Posteriormente Dodd recorrió gran parte de los Estados Unidos y de Europa, viajes que dejó reflejados en innumerables apuntes sobre lugares, personas y animales de los sitios que visitaba, material que durante nueve años abasteció una página semanal que realizó para el United Features Syndicate titulada “El regreso al hogar, tras lo cual decidió encarar la creación de su personaje.

Para la realización de la serie Dodd contó con la colaboración del artista y naturalista Tomas Ellis y de Jack Elrod, el primero de los cuales se dedicó a la página dominical y luego pasó a realizar también la tira diaria, concentrándose Dodd en la escritura de los guiones. Otro de los colaboradores de la serie en sus tiempo iniciales fue nada menos que Jack Davis, quien luego sería una de las figuras de Mad, revista donde dibujó una parodia de la serie titulada “Mark Trade”. En 1978 fallece Ellis y Dodd se retira (falleció en 1991) quedando la serie en manos de Elrod, el cual continuó la serie hasta su noventa cumpleaños en 2014, habiendo recibido más de 30 premios en reconocimiento a su trabajo, falleciendo el 3 de febrero de 2016 en su casa a las afueras de Atlanta.
La producción de la historieta (vigente hasta la actualidad o por lo menos hasta hace muy poco tiempo atrás) se realizó durante muchos años en un estudio ubicado en una extensa propiedad que poseía Ed Dodd en las afueras de Atlanta, Georgia, una casa de dos plantas diseñada por el célebre arquitecto Frank Lloyd Wrigt, lujo que podía darse teniendo en cuenta que en lo años sesenta la tira llegó a publicarse en más de 500 diarios.

Además de esa enorme difusión en diarios, Mark Trail tuvo reediciones en formato comic book y hasta inspiró un radioteatro. A ello deben sumarse los innumerables reconocimientos que obtuvo por parte de entidades conservacionistas y la distinción que en 1991 le otorgó el Congreso Norteamericano al designar como “Mark Trail Wilderness” un sector de 67 km2 de antiguos bosques ubicado en el Chattahoochee National Forest, a lo largo del Camino de los Apalaches. Merecido premio en resumen a este pionero a quien Ron Goulart califica en The Enciclopedia of American Comics como “el primer héroe de una tira de historietas con conciencia ecológica.
Fuente: Top-Comics. Carlos R. Martinez
 
 

En este volumen se pueden encontrar un total de 63 página de Mark Trail, publicadas en la revista El Coyote en los números: 98, 99, 100, 107, 108, 109, 110, 111, 112, 113, 114, 115, 116, 118, 121, 122, 123, 125, 127, 130, 140, 141, 142, 143, 144, 145, 146, 147, 148, 149, 150, 151, 154, 155, 156, 157, 158, 159, 161, 163, 164, 165, 168, 170, 171, 172, 174, 176, 177, 178, 179, 180, 181, 182, 184, 185, 186, 187, 188 y 189, y en el Almanaque para 1953.



Mark Trail - E. Dodd - T. Ellis - J. Elrod - EAGZA.cbz

3 comentarios:

  1. ¡Tremendo! Es un aporte fantástico.

    ResponderEliminar



  2. ¡¡¡¡Gracias por esta lluvia incesante de compilatorios de EAGZA!!!,su labor es muy importante en pro del tebeo en lengua española. Y mejor es que siga esta lluvia porque sube la temperatura, que con este frío que hace...
    Saludos y muchos ánimos para seguir con esta altruista labor.



    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias.Buenos recuerdos me trae esta revista del Coyote y la de la segunda época con todos aquellos personajes de autores americanos para un público digamos ya juvenil.

    ResponderEliminar

PÁGINAS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...