sábado, 28 de enero de 2017

Obras de Dino Battaglia - EAGZA

Dino Battaglia es un autor italiano que nació el 1 de Agosto de 1923 en Venecia y murió el 4 de Octubre de 1983 en Milán.
Inicialmente centrado en adaptaciones de obras literarias (Poe, Rabelais, Stevenson, cuentos, etc.), Battaglia marcó un hito en la historieta italiana (fumetti) de los años 70 dando un empujón artístico a numerosos dibujantes italianos y franceses por su capacidad de poner en alza los más diversos ambientes por medio de un dibujo preciso y vaporoso siempre en experimentación, colores delicados y una atrevida composición de las viñetas.

Autor de una obra cuantitativamente imponente y muy variada, más allá de sus célebres adaptaciones (Hagiografías, obras didácticas y series de géneros), Dino Battaglia fue uno de los grandes monstruos del cómic italiano en los 60 y 70, cuando la escuela italiana brillaba con autores de la talla de Pratt, Toppi, Millazzo y Battaglia.
Battaglia se unió al grupo que editó la primera revista italiana de comics, Asso di picche, en 1945, donde comenzó a dibujar Junglemen en el año 1948 (con un dibujo muy marcado por la influencia de Milton Caniff), que luego continuaría su amigo Hugo Pratt. En 1950, la casa Mondadori encarga a Diño Battaglia la serie  Pecos Bill , en la que ya habían intervenido otros dibujantes. Después. Edizioni Audace le pide varias adaptaciones de clásicos, así como el western  Il Kid , que posteriormente correría a cargo de Colegeri y D'Antonio. Por aquella época crea numerosas aventuras para la revista L'Intrépido y el semanario católico Il Vittorioso. Esta última colaboración fue trascendental para Battaglia porque durante ella encontró una forma propia de dibujar muy similar a la de los ilustradores ingleses, a los que admira. Y precisamente por entonces trabajó con intensidad para editores británicos.



En 1961 dibuja Capitán Caribe, con guiones de Héctor Germán Oesterheld, para la Editorial Abril, de Buenos Aires, Argentina y a partir de 1962 comienza a colaborar con el Corriere dei Piccoli y el Corriere dei Ragazzi. Estos fueron unos años agotadores para Battadia, Para ellos va creando trabajos tan memorables como  La pista dei quattro  (1964),  Ivanhoe  (1966) y sus dos obras mis famosas:  I cinque della Setena  (1966) y su continuación,  Cinque su Marte  (1967).  en los que además de comics realizó ilustraciones para historias juveniles y novelas.

Pero llega un momento en que Battaglia acusa el esfuerzo y es en 1968 cuando comienza a dibujar menos y a elegir argumentos más de acuerdo con sus gustos. Surgen entonces las adaptaciones de relatos de Matthew Shiel, H.P. Lovecraft, Hermán Melville, Edgar Alian Poe, Hoffmann . que constituyeron un rotundo éxito para Battaglia y también para Linus, la publicación que las editó. En ellas nuestro dibujante se muestra sencillamente extraordinario, inspiradísimo, evidenciando que ha encontrado su tema. Lo mismo ocurre con las narraciones de tipo histórico, como  La espía vestida de blanco , en la que Battaglia nos muestra una de sus características: la afición a representar soldados y uniformes de otras épocas. En efecto, algunos de sus soldados son verdaderas obras maestras, prodigios de paciencia y buen gusto, irreprochables para cualquier experto en historia del atuendo militar.

 
En 1974 y paralelamente a esta vena de inspiración literaria, escribe junto a su mujer Laura, magnífica colorista de algunos de sus mejores trabajos, hagiografías católicas (Frate Francesco) publicadas en Il messagero dei ragazzi posteriormente editadas en un álbum por editoriales religiosas, participa en colecciones para el gran público traducidas en varios paises de Europa como «Un Uomo et l’Avventura» y en obras didácticas publicadas inicialmente en Francias como L’Histoire de France en bande dessinée o La Découverte du monde en bande dessinée.


Junto con Hugo Pratt, Dino Battaglia está considerado como el mejor dibujante italiano de aventuras, reconocimiento confirmado con importantes galardones, como el premio Phénix  al mejor artista , conseguido en Francia en 1969, y el Yellow Kid  al mejor historietista italiano  que ganó en la ciudad de Lucca, Italia, en 1970. Como en otros casos similares, su obra en España está publicada de forma muy fragmentada y es difícil de conseguir, con ediciones bastante pobres en general.
Fuentes: Sigue al conejo blanco y Blue Jean.


 





Link:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

PÁGINAS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...