martes, 4 de abril de 2017

Una muestra del arte de... Carlos Cruz - EAGZA

Carlos Cruz González (Motril, Granada, 1 de junio de 1930)

Tercero de siete hermanos, Carlos, perteneciente a una familia andaluza (por el trabajo de su padre cambiaban a menudo de domicilio) que acabó asentándose en Málaga después de la guerra civil española, se interesó pronto por la historieta y desde los 17 años ya era un autor profesional con obra publicada en la prensa local: en el suplemento Chaveas, del diario La Tarde.

En 1949 emigró a Buenos Aires y allí trabajó como peón en una fábrica de harinas, para luego integrarse en la redacción de la editorial Abril y trabajar como diagramador y diseñador, fundamentalmente. Durante los cincuenta también destacó como ilustrador de cubiertas (Idilio, Nocturno, Más Allá), y como ocasional dibujante de fondos de viñetas ajenas (como las de "Sargento Kirk", junto a Hugo Pratt, de quien fue buen amigo), hasta que finalmente le ofrecieron la posibilidad de dibujar historietas ("Colt Miller" -el Tex italiano-, "Indio Suarez" (que había comenzado Carlos Freixas) y "Santos Palma", sobre guiones del malogrado H.G. Oesterheld).

En los primeros años de la década de los sesenta decidió retornar a Málaga, ciudad a la que regresó ya con trabajo apalabrado para la editorial británica Fleetway, para la cual dibujó afanosamente páginas de acción, bélicas, de horror, e incluso románticas (Buster, Tiger, Smash!, Eagle, Champion, Melanie...).
 Su obra producida durante veinte años, cuidadosa en el detalle pero aseada, elegante y vivaz, clásica pero alegre, le convirtió en un autor con cierto reconocimiento en el Reino Unido, sobre todo tras ocuparse durante un tiempo del personaje Dan Dare, Pilot of the Future. Paralelamente a estos trabajos para Fleetway / IPC / Thomson, Carlos Cruz dibujó para el mercado español "Juanjo", con destino a Trinca (cuya segunda aventura quedó inédita tras la muerte de la revista de Doncel), algunas historietas para Bruguera, y aventuras juveniles femeninas para el mercado holandés ("Kelly", para Tina).

Llegada la década de los noventa, acepta el reto de integrarse en el equipo de dibujantes que se alternan para dar vida a El Hombre Enmascarado, que goza de muy buena salud en Suecia (en la revista Fantomen), y para quienes aún hoy sigue elaborando largas aventuras ambientadas en diferentes épocas históricas. Carlos sigue viviendo en Málaga, feliz con su familia, a la que a veces retrata magistralmente con pincel seco.

Fuente: Manuel Barrero.Tebeosfera

 


 


1 comentario:

PÁGINAS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...